Carles Puigdemont, detenido en Cerdeña por orden de la justicia española

El expresidente de Cataluña Carles Puigdemont ha sido detenido en Cerdeña por las autoridades italianas, adelanta El Español y ha podido confirmar laSexta de fuentes de Junts per Catalunya. El político había acudido a la isla a participar en un evento de folclore catalán en el extranjero y ha sido retenido por la policía fronteriza italiana en el Aeropuerto de Alghero.

Italia ha podido proceder a su detención en aras de la orden de búsqueda y captura internacional que pesa sobre él y que fue emitida por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, instructor de la causa del procés. Según indican fuentes jurídicas a laSexta, se ha comunicado extraoficialmente al Supremo por parte de las autoridades italianas. En las próximas horas se hará por el cauce oficial.

Además, la oficina del President Puigdemont ha confirmado que mañana, a primera hora, será puesto a disposición judicial en el juzgado de guardia de la ciudad de Sassari, «que es competente para decidir la puesta en libertad o su extradición», según las mismas fuentes.

Puigdemont no goza de inmunidad

En palabras de su abogado, Gonzalo Boye, «esta detención es en función de la euroorden de 14 de octubre de 2019 que, por imperativo legal -según establece el Estatuto del TJUE, se encuentra suspendida«, ha expresado a través de sus redes sociales, negando la validez de la resolución.

Sin embargo, fuentes jurídicas del Tribunal Supremo confirman a laSexta que ahora mismo Puigdemont no contaba con inmunidad. Se había suspendido esta decisión por la mesa del Parlamento Europeo y el pasado 30 de julio, había vuelto a dejar sin efecto la suspensión el tribunal de Bruselas. La inmunidad se limitaba a los desplazamientos para las sesiones al Parlamento, del que sigue siendo miembro, aclaran.

Puigdemont huyó de la justicia española en otoño de 2017. Concretamente, el 29 de octubre, cuando junto con otros miembros de su Govern eludió la acción de la justicia y se marchó a Bruselas.

«Enérgica condena» del independentismo

Las reacciones no se han hecho esperar a uno y otro lado del arco político. El ex vicepresidente del Parlament catalán Josep Costa ha argüido que «España acaba de provocar la detención de un eurodiputado por parte de otro estado miembro de la UE. Lo ha conseguido engañando al Tribunal de Luxemburgo, pues dijeron que eso no pasaría». «La detención durará máximo unas horas, pero la vergüenza de España quedará para la historia», ha continuado.

El president de la Generalitat, Pere Aragonès, ha expresado su más enérgica condena ante lo que considera «la persecución y represión judicial». Además de mostrar su respaldo a Puigdemont, ha defendido la amnistía y la autodeterminación como el único camino y solución.

Oriol Junqueras, presidente de Esquerra Republicana, ha mandado su apoyo Puigdemont y ha insistido también en el mensaje independentista: «Sólo hay una fórmula para detener la represión incesante del Estado: amnistía, autodeterminación e independencia».

El PP pide que sea juzgado en España

Por su parte, el líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha considerado que «Puigdemont debe ser juzgado en España por su golpe a la legalidad constitucional». Casado ha aprovechado su mensaje en Twitter para lanzar también un mensaje al presidente del Gobierno, del que, dice, «debe comprometerse a respetar la sentencia de la Justicia sin indultos a cambio de permanecer en el poder».

Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos: «Es una buena noticia para todos los demócratas»

Inés Arrimadas, presidenta de Ciudadanos, ha considerado la detención «una buena noticia para todos los demócratas». Al igual que Casado, ha apostado por su enjuiciamiento en España: «Espero que pueda ser trasladado a España y responder por sus acciones. Nadie debe tener impunidad ni estar por encima de la ley».

También Santiago Abascal, líder de Vox, ha celebrado la noticia: «Este golpista renegado ha hecho mucho daño a España, especialmente a Cataluña. Espero que la justicia le siente en el banquillo y condene sus crímenes antes de que el gobierno le vuelva a poner en la calle».

Podemos cree que es «ilegal»

En dirección opuesta el posicionamiento de Unidas Podemos. Jaume Asens, presidente del grupo (Unidas Podemos y comunes) en el Congreso, ha calificado de «incomprensible» e «ilegal» la detención. «Se basa en una orden de detención judicial suspendida por el TJUE. A mi me parece que eso es una detención ilegal».

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad