Benito Cabrera: “Era hora de dejar Los Sabandeños para renovarme”

El timplista Benito Cabrera repasó este sábado en ‘Confesiones’ sus inicios en la música, su dilatada trayectoria profesional y el futuro que le espera tras su salida de Los Sabandeños, anunciada a principios de año, según informa Tiempodecanarias.com

El artista, nacido en Venezuela y criado en el Archipiélago, desveló que la decisión se produjo porque “era el momento de dejar el grupo” para que tanto este como él mismo se pudiesen “renovar”.

Recordando cómo empezó en el mundo de la música, Cabrera manifestó que fue su padre quien le inculcó esta pasión: “No me gustaba mucho el timple. Prefería la guitarra, y empecé con ella. Lo que en principio fue una cosa familiar y graciosa que a mí no me resultaba muy agradable al oído acabó siendo mi compañero más fiel”.

César Manrique también influyó en su decisión de dedicarse profesionalmente a la música, tras percatarse durante un concierto de su inmenso talento artístico. “Me animó y motivó muchísimo cuando tenía 15 o 16 años, asegurándome que me tenía que dedicar a esto. Tuve suerte de compartir muchos momentos con él”, aseguró, agregando que “nos hacen falta más faros como Manrique. Echo en falta más personas así”.

“De repente, un día me di cuenta de que era timplista casi sin buscarlo”

Este reconocido timplista nació en Caracas, Venezuela, aunque “a los 3 años mi padre decidió que la familia nos viniéramos a Canarias”, criándose en Lanzarote y estableciendo su residencia en la isla de Tenerife. En el Archipiélago alcanzó la gloria gracias a sus colaboraciones con distintas orquestas y a su ingreso en la agrupación musical de Los Sabandeños, uno de los grupos más populares e importantes de las Islas.

En 1989 se proclamó vencedor del I Certamen Regional de Solistas de timple, organizado por la Dirección General de la Juventud. A partir de ese momento inició su carrera profesional, si bien subrayó que “fue una especie de camino que se abre que tampoco elegí”. El éxito cosechado posteriormente le abrió numerosas puertas. “De repente, me di cuenta de que era timplista casi sin buscarlo”, comentó.

A lo largo de su carrera profesional no ha dejado de deslumbrar al público en distintos roles, como el de director musical, compositor e intérprete, siempre tratando de transmitir sus sentimientos e ideas, como la unidad de Canarias. Entre sus obras y canciones más exitosas destacan ‘Una sobre el mismo mar’, ‘Nube de hielo’ y ‘Soy de Aquí’, auténticas referencias para los canarios.

“La cultura necesita ser tutelada”

Cabrera señaló que la música atraviesa momentos complicados en la actualidad, pues “la cultura necesita ser tutelada. Aquí no existe tradición de que las empresas colaboren con la cultura, por lo que te tienes que acercar al ámbito político para poder desarrollar tu trabajo”. Sobre su relación y conexión con el timple, la herramienta de su vida, apuntó que “necesito que sea el portavoz de lo que quiero contar. Es un mediador para contar lo que tengo dentro”.

Su salida de Los Sabandeños, anunciada a principios del presente año, fue una noticia triste e inesperada para sus seguidores. Reveló que tomó dicha decisión porque “se cumplió un ciclo, muy importante para mí, pero creo que el grupo necesita renovarse y yo también necesito un espacio para regenerarme como timplista, músico y creador. El grupo está en un momento fantástico, tanto musical como humano. Era el momento de dejarlo. Necesito un tiempo”. Ahora desea “intentar seguir aprendiendo, mejorar y seguir creando”.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad