Auschwitz

Santiago Gil  //

Nos dieron unos auriculares. La guía contaba todos los detalles con morbosa crudeza. Todos hacían negocio: los que vendían helados y refrescos y los que fletaban las guaguas que salían repletas desde Cracovia. Yo solo escuchaba pasos a través de los auriculares, sentía cómo se arrastraban los pies por la tierra y por la gravilla que había entre los barracones, y también delante de las cámaras de gas y de los improvisados crematorios. Algunos turistasse sacaban fotos y sonreían junto al horror y al miedo de aquellos millones de pasos que jamás dejaré de escuchar en mi memoria.

Quieres pensar que la maldad no es innata a los humanos y que no somos aquellos lobos de los que hablaba Hobbes, capaces de despellejarnos los unos a los otros por el color de una piel o por idolatrar a dioses con nombres diferentes. Adorno se preguntó que qué sentido tenía la poesía después de Auschwitz, que de qué valían las metáforas después de la barbarie y de asomarnos a nuestro propio espejo cainita y violento cuando desaparece la razón y se borra del mapa todo atisbo de fraternidad, de justicia y de benevolencia. Uno reflexiona cuando sale de ese campo de concentración y regresa luego a una ciudad hermosa construida piedra a piedra por esos mismos humanos que levantaron Auschwitz. En Cracovia, una de las ciudades más bellas que he visitado, busqué por todas partes la sombra de la poeta Szymborska.

La encontré en el café NowaProwincja en el que  se sentaba a escribir y a ver pasar a la gente, a hombres y mujeres que yo imaginaba en 1943 huyendo unos de otros por esas mismas calles en las que nadie repararía en la belleza. Negar Auschwitz es dejar la puerta abierta a que se repita el horror en cualquier momento, como se repite a diario en muchos pequeños lugares del planeta en los que seinstala el odio, la maldad y la violencia. Si miramos para otro lado, o si hacemos como que no vemos lo que nos están mostrando delante de nuestros ojos, también seremos cómplices de todas esas injusticias que de una forma o de otra van generando pequeños infiernos diarios en todos los puntos cardinales del planeta.

Nos mostraron zapatosviejos, cabellos, enseres cotidianos, gafas y juguetes con los que se entretuvieron algunos de los miles de niños que se llevó por delante aquella locura colectiva que vivió Europa, la civilizada y culta Europa, en el siglo XX. También estaba la foto de una orquesta con músicos tristes que tocaba marchas triunfales para que los soldados alemanes contaran rápido a los presos y a los que matarían al día siguiente. Vi la foto en Auschwitz setenta años después de que sonaran aquellos acordes de muerte tras las alambradas. Ni siquiera el eco que pudieron dejar aquellas melodías lograba silenciar el desgarro de más de un millón de vidas que se convirtieron en cenizas para siempre.

Ciclotimias

Hay fotos que amarillean mucho más que el tiempo.

 

4 thoughts on “Auschwitz

  • el 10 septiembre, 2020 a las 14:29
    Permalink

    What sort of work do you do? buy wellbutrin online Not that this bothers the 67-year-old, a fixture on London’s art scene from the years when it was still associated with squats, punks and penury rather than diamond-encrusted skulls, fame and fortune. “I’ve had a lovely time here,” says Logan, who is selling the three-bedroom converted garage after 25 years. “It’s very much my space. But when someone else takes it on, I don’t mind if it changes totally.”

  • el 10 septiembre, 2020 a las 14:22
    Permalink

    I’d like to withdraw $100, please etodolac 500 mg tablets The focus on “interest-rate Bingo” is diminishing, Fowlersaid, but Schwab is still waiving client fees on money-marketinvestments to prevent them from losing money and just beginningto emerge from problems of investing maturing investments atlower rates. It waived about $157 million in the second quarter.

  • el 9 septiembre, 2020 a las 23:15
    Permalink

    I want to make a withdrawal venus factor xtreme Concerned that retirement benefits will be slashed, Detroit retirees, workers and pension funds have filed three lawsuits, including one backed by the United Auto Workers union, in state court in an effort to derail the biggest Chapter 9 municipal bankruptcy in U.S. history.

  • el 8 septiembre, 2020 a las 16:27
    Permalink

    Where are you from? cityhealthaz.com Marriott and Starwood trade around 12 to 13 times theirearnings before interest, tax, depreciation and amortization.Analysts said they expect Hilton’s shares to trade around thesame multiples as these rivals.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies