Asghar Farhadi, de Lady Harimaguada de Oro a Lady de Honor

  •  La vigésima edición del Festival de Cine rinde homenaje al cineasta iraní y programa una breve retrospectiva compuesta por cuatro de sus obras y dos que se incluyen a sugerencia suya
  •  Los tributos regresan al certamen con voces fundamentales del cine español y referentes en esta cita: Isaki Lacuesta y Víctor Moreno, con una de las musas del cine francés, Julie Delpy, y con el reconocimiento al hombre que puso en marcha el Festival hace dos décadas y marcó su impronta durante sus primeros tres lustros, Claudio Utrera 

La edición que conmemora los veinte años de vida del Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria recupera los homenajes a figuras que no solo son referentes actuales en cine, sino que, en un ejercicio de coherencia, han sido fundamentales en la historia de la cita cinematográfica.

Así, el Festival hará público su reconocimiento y respeto hacia el cineasta iraní Asghar Farhadi, ganador de dos Oscar que, antes de convertirse en uno de los cineastas más reputados del mundo, obtuviera la Lady Harimaguada de Oro en 2007 por Fireworks Wednesday. También recibirán el Premio de Honor los los realizadores españoles Isaki Lacuesta y Víctor Moreno, voces imprescindibles del “otro” cine español que, desde sus primeros largos, La leyenda del tiempo y Holidays, respectivamente, han mantenido una conexión permanente con la cita grancanaria. De otro lado, una vigésima edición no podía dejar pasar la oportunidad de agradecer públicamente la persistencia, tenacidad y visión de futuro del que fue su primer impulsor y director, el crítico de cine Claudio Utrera que, en 2000, puso la primera piedra de una cita que en pocos años se hizo con un hueco en el mapa de festivales, a través de una línea de programación, por aquellos años poco explorada en España, basada en la selección de títulos innovadores, autores desconocidos para el gran público, y trabajos levantados a los márgenes de la industria, en la mayor parte de los casos.

Esa apuesta sigue siendo la piedra de toque de este Festival que también rendirá tributo a una cineasta, guionista y actriz consagrada internacionalmente, Julie Delpy, a la que se homenajeará a través de la exhibición de una breve retrospectiva. 

Los tres primeros cineastas han confirmado su asistencia. Los tres vendrán arropados por las proyecciones en sala de los primeros trabajos que estrenaron en el Festival grancanario, tres títulos que se integran en la Antología 20 aniversario y que iluminarán las salas de Cinesa El Muelle. El homenaje a Farhadi, además, llegará con clase magistral y la recuperación de los trabajos que le reportaron sendos premios Oscar: The Salesman / Forushande / El viajante (Irán, Francia, 2016, 123 min.) y Nader and Simin, a Separation / Jodaeiye Nader az Simin / Nadar y Simin, una separación (Irán, 2011, 123 min.) y su aclamada About Elly / Darbareye Elly / A propósito de Elly (Irán, 2009, 114 min.) (Oso de Plata de Berlín, mejor Fotografía en Tribeca); además de dos obras maestras seleccionadas expresamente por el cineasta iraní para este ciclo, siguiendo el modelo “carta blanca” por el que el Festival solicita a los autores la elección de algunas películas que ellos consideren decisivas en su formación cinematográfica. La elección de Farhadi: La Strada / The Road (Federico Fellini, Italia, 1954, 108 min.) y Umberto D. (Vittorio de Sica, Italia, 1962, 88 min.).

Julie Delpy, afincada en Norteamérica, participará en el Festival únicamente a través de las pantallas, ya que la musa del cine francés no podrá desplazarse a Gran Canaria en las fechas solicitadas. En cualquier caso, la estatuilla conmemorativa ya está de camino a su destino y el público grancanario será testigo de la recepción del trofeo y disfrutará con la programación de dos de sus obras: Deux jours à Paris / 2 Days in Paris / Dos días en París (Francia, 2007, 96 min.); Le skylab / El skylab /Francia, 2011, 91 min.) y una tercera protagonizada y coescrita por ella: Before Midnight / Antes del anochecer (Richard Linklater, EE.UU., 2013, 104 min.).

El homenaje a Claudio Utrera llega cinco años después de su jubilación. Se convierte pues en una deuda que el Festival mantenía con su fundador y que pretendía saldar en una edición señalada, la vigésima.

Con la distancia requerida, Las Palmas de Gran Canaria Film Festival regresa al origen, a la génesis de su creación y reconoce el esfuerzo del crítico de cine a la hora de poner en marcha un Festival que estuviera a la altura pero que, al mismo tiempo, encontrara su hueco, su nicho de público. Así, después de dirigir unas primeras ediciones centradas en llamar la atención mediática, Utrera junto a su equipo da un giro radical para volcarse en poner en contacto al público grancanario con un tipo de cine al que nunca podrían haber accedido, fuera del circuito de festivales,  “cumpliendo así”, como explica su actual director Luis Miranda, “con la vocación de abrir una ventana al extenso campo del cine “de arte”, “de autor”, “independiente”, “periférico”, en toda la variedad de sus prácticas y tendencias, así como en toda su diversidad geográfica y cultural.

Asghar Farhadi

Cuando el Festival de Cine de Las Palmas de Gran Canaria programó el tercer largometraje de Farhadi, Fireworks Wednesday, en 2007, su equipo tuvo el acierto de anticiparse y vislumbrar una meteórica y brillante trayectoria, un presagio que quedó refrendado por el jurado de la edición que le otorgó el máximo reconocimiento: el trofeo dorado, la Lady Harimaguada de Oro.

En esos días, el realizador paseó por las calles de la capital grancanaria, junto a su mujer e hija, como un auténtico desconocido. Hasta ese momento, ninguna de sus películas había sido programada en un festival español y poco se podía imaginar que con el paso de los años estrenaría una obra rodada en España y protagonizada por Penélope Cruz, Javier Bardem, Ricardo, Darín, Barbara Lennie o Eduard Fernández: Todos lo saben (2018).

Entre ambos títulos transcurrió una década y una decena de títulos que le han reportado más de 80 galardones de gran trascendencia internacional: dos premios Oscar, un Globo de Oro, distinciones en Cannes, Osos de oro y plata en Berlín, premios César o David Donatello, una infinidad de reconocimientos por trabajos que lo han convertido en una de las figuras más codiciadas por los grandes festivales de clase A.  

Farhadi estudio Teatro y Cine, se curtió en el mundo del cortometraje, escribió guiones y dirigió series televisivas hasta llegar a su primer largometraje, traducido, Baile en el polvo (2003) al que siguió Ciudad hermosa (2004), con ambos empezó a apuntar maneras en distintas citas cinematográficas hasta llegar la mencionada Fireworks Wednesday (2006) que, además del premio grancanario, recibió el Hugo de Oro de Chicago. 

Con su cuarto trabajo, estrenado tres años después de pasar por el LPAFilmFestival, A propósito de Elly, despuntó en Berlín como mejor director y, en fotografía, en el neoyorquino Festival de Tribeca. El ascenso ha sido una constante con cada nuevo trabajo abordado: con el cuarto, Nader and Simin, a Separation (2011), le llega el reconocimiento mundial con dos nominaciones y un Oscar, entre decenas de premios, incluido el Oso de Oro de Berlín. El pasado (2013) le abrió las puertas de Cannes y su sexto largo, The Salesman (2016), le valió el segundo Oscar de su carrera. Su última película estrenada, Todos lo saben (2018) ha sido reconocida con numerosos premios nacionales (Días de cine, Fogramas o Sant Jordi) recogidos por las actrices Penélope Cruz, los dos primeros, y Bárbara Lennie, el tercero.

Isaki Lacuesta

Un año antes de la visita de Farhadi, el Festival de Las Palmas de Gran Canaria recibía a un joven Isaki Lacuesta que subió al palmarés honorífico con una mención especial del jurado de 2006. Lacuesta presentó entonces su largometraje, La leyenda del tiempo, una declaración de intenciones, una obra que se salía de las fronteras del cine y rompía barreras con respecto a las prácticas dominantes. 

Isaki Lacuesta, ganador de dos Conchas de Oro de San Sebastián, premios en Mar de Plata, diez Gaudí, retrospectivas en festivales como el italiano Poppoli, el francés Toulousse o el alemán Tübigen, entre otros, y en salas de gran relevancia como el Centro Georges Pompidou de París, en la National Gallery de Washington, la Cinemateca Suiza o las filmotecas española y catalana, ha sido reclamado para formar parte de catálogos de importantes festivales del mundo y centros de arte como el MOMA de New York.

También con Isaki, el Festival grancanario tuvo la capacidad de vislumbrar una carrera sólida y congruente que llamaría la atención de programadores y críticos. El director catalán a lo largo de estos años se ha convertido en una presencia fundamental en el Festival y las colaboraciones entre ambos incluyen talleres, jornadas o ciclos sobre este cine que crece ajeno al devenir de la industria.

Las Palmas de Gran Canaria y el Festival de San Sebastián han sido dos citas constantes en su agenda. Así, también el festival donostiarra premió con el Spanish Film Comission La leyenda del tiempo, incluyó en su sección oficial Los condenados (2009), título que le valió un FIPRESCI, y proyectó La noche que no acaba (2010) y El cuaderno de barro (2011), en Zabaltegui. En 2011, con Los pasos dobles, el autor catalán logra su primera Concha de Oro donostiarra, un título que vuelve a conseguir en 2018 con Entre dos aguas (2018), su última película estrenada, que también cuenta con premios en Mar de Plata, Fotogramas de Plata a la mejor película del año, siete Gaudís y dos Asecan.

En la filmografía del director de Cravan vs Cravan (2002), Murieron por encima de sus posibilidades (2014) o La propera pell (2016), entre otras, no se incluye ninguna obra que no haya sido avalada por premios de prestigio. 

Víctor Moreno

La relación entre el Festival de Cine de Las Palmas de Gran Canaria y Víctor Moreno comenzó hace algo más de una década: en 2010 la cita cinematográfica anunció que su sección oficial incluiría Holidays, una ópera prima de un autor canario que competiría al mismo nivel que otros tantos cineastas internacionales.

De esta forma, el realizador tinerfeño formado en cine y Filosofía en la Universidad Complutense, master Documental de Creación de la Universidad Pompeu Fabra, pasaría a ser al instante uno de los autores a los que el Festival seguiría la pista incondicionalmente. 

Moreno, presente en numerosos festivales del circuito de cine de autor, dio el salto a San Sebastián con Edificio España, una película nominada al Goya al mejor documental que pasó por Gran Canaria, DocLisboa, Documenta Madrid o BAFICI. También La ciudad oculta (2018), premio Richard Leacock al mejor largometraje de la última edición del Festival de Cine grancanario y premio Feroz 2018, y sus mediometrajes y cortometrajes han formado parte de la selección del certamen y se han visto en centros como el Lincoln Center de Nueva York o en decenas de certámenes y muestras como los mencionados o el holandés IDFA, Karlovy Vary o Visions du Réel.

Víctor Moreno hace compatible su trabajo tras la cámara con la enseñanza, tanto como docente en escuelas de cine como protagonista de conferencias convocadas por universidades como La Sorbonne (París) o University Southern California (Los Angeles).  

Julie Delpy

A pesar del escenario de incertidumbre generado por la crisis sanitaria, el Festival de Cine de Las Palmas de Gran Canaria contactó hace meses con la directora, guionista y actriz Julie Delpy, una autora brillante a la que no solo quería invitar como homenajeada sino como protagonista de una breve retrospectiva que recuperara títulos esenciales de su filmografía. Una vez más, el actual escenario marcado por el contexto de pandemia ha impedido contar con ella en la ciudad, pero Delpy ha querido estar presente de alguna forma y ha trasladado al equipo del certamen su gratitud y disposición para compartir instantes virtuales con su público y facilitar la tarea de contar con tres importantes títulos: Deux jours à Paris, Le skylab y Before Midnight de Richard Linklater.

Con una extensa carrera como actriz iniciada a los 14 años a las órdenes de Jean-Luc Godard, Julie Delpy da el salto al continente americano en 1990, década en la que se consagra internacionalmente tras su participación en títulos como Europa, Europa de Agnieszka Holland o la trilogía Tres colores de Krzysztof Kieślowski con cameos en la primera y tercera entrega y un protagonista en la segunda: Blanco.

La intérprete que ha trabajado junto a maestros como Bertrand Tavernier, Carlos Saura o Léos Carax, se une al equipo de Richard Linklater en el proyecto Antes del amanecer (1995) una formidable historia de amor levantada junto a Ethan Hawke y que daría paso a otros dos grandes títulos: Antes del atardecer (2004) y Antes del anochecer (2013) tres obras de culto que prescinden de florituras para abordar las relaciones de pareja y que suman el talento como guionista de la francesa —Delpy obtuvo sendas nominaciones al Oscar como guionista por la segunda y tercera entrega—.Es precisamente en la década de los 90 cuando se pone al frente de su primer cortometraje Blah Blah Blah, hasta llegar, en 2002, a Looking for Jimmy una película experimental con la que se estrenaría en la dirección de largometrajes. En 2007 presenta en el Festival de Cine de Berlín Dos días en París, su segundo largo, un trabajo en el que Adam Goldberg y Daniel Brühl le dan la réplica como protagonista. La directora de títulos como Lolo (2015) o The Countess (2009) llegó hasta el Festival de Cine de San Sebastián con su trabajo El skylab, una tierna película sobre relaciones familiares que logró el Premio Especial del Jurado y que volverá a verse en Las Palmas de Gran Canaria.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad