Alexis Ravelo y José Luis Correa protagonizan el ciclo ‘Canarios que hablan de Galdós’

·   Ambos escritores coinciden en que el estilo de Don Benito se asemeja al de la novela negra

·   La iniciativa tiene lugar en la Casa-Museo Pérez Galdós el día 10 diciembre, a las 19:00 horas

Los escritores Alexis Ravelo y José Luis Correa protagonizan la tercera sesión del ciclo ‘Canarios que hablan de Galdós’ para exponer la visión que tienen de la obra del célebre autor grancanario y especialmente para explicar cuánto les han influido sus creaciones en sus facetas como escritores de novela negra, ya que ambos coinciden en que el estilo de Don Benito tiene muchos puntos en común con este tipo de literatura.

El acto tiene lugar el día 10 de diciembre, a las 19:00 horas, en la Casa-Museo Pérez Galdós, y está enmarcado en las actividades del amplio programa denominado ‘Canarias, la tierra de Galdós’, dedicado a conmemorar el centenario del fallecimiento del escritor, organizado por el Cabildo de Gran Canaria, Gobierno de Canarias y Ayuntamiento capitalino.

Correa y Ravelo toman así el relevo a los escritores Carlos Álvarez y Emilio González Déniz, que protagonizaron la primera sesión del ciclo, y a Santiago Gil y Juan Carlos de Sancho, que participaron en la segunda el pasado mes de noviembre.  

El escritor Alexis Ravelo reconoce que como autor le ha influido haber leído a  Benito Pérez Galdós, especialmente las novelas realistas como ‘Misericordia’ y  ‘Miau’ porque son un retrato verosímil de la realidad que hay en la calle. “El tipo de novela negra que escribo recoge mucho de la tradición picaresca, pero al mismo tiempo de la tradición realista naturalista de Gáldos”, explica.

“Sabe recoger las voces de diferentes clases sociales, como dialoguista es genial porque tiene un oído maravilloso para los diálogos”, apunta. Además, la visión  de los personajes permite tener una visión sociopolítica de un país y un momento determinado. En ese sentido, siempre me he considerado un seguidor suyo”, asegura.

Eso sí, explica que en la infancia y la adolescencia “no le entraban” demasiado los escritos de Galdós “porque casi nos querían obligar a leerlos”, reconoce. Y agrega que “muchas veces los peores enemigos de Galdós somos los propios galdosianos porque nos ponemos a analizarlo y lo hacemos aburrido”.

Sin embargo, opina que su literatura es tremendamente amena porque él entendía que la novela es un género popular destinado a un obrero y un ministro, y lo tenía claro, sostiene. Ravelo descubrió de verdad a Galdós con 18 años y sostiene que la mejor manera de que la gente lo lea es ponerle un libro delante, sin más explicaciones.  

Y algo similar le sucedió al escritor y profesor de Didáctica de la Lengua y la Literatura en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, José Luis Correa, quien también reconoce que le obligaron a leer a Galdós “demasiado pronto”, y que lo disfrutó después, ya en la Universidad.

Entre sus libros preferidos destaca ‘Misericordia’, ‘Doña Perfecta’ y en especial ‘El amigo Manso’. “Si yo tengo alguna influencia de Galdós es en lo que tiene que ver con la observación de los personajes y la realidad de alrededor. Era muy callado y observador, a mí me gusta mucho mirar y el personaje de Máximo Manso me conquistó”, explica. 

Asegura también que cuando lee en alto lo que escribe encuentra mucha influencia galdosiana y mucha lectura de Galdós, aunque no lo hace intencionadamente. “Detrás de cada uno está todo lo que ha escrito, las películas que ha visto y toda la música que ha oído”, agrega.

Por último, afirma que si Galdós escribiera ahora sería claramente un escritor de novela negra y está totalmente convencido de ello. Eso sí, no excesivamente negra, pero sí sería bastante más cínico y más ácido para reflejar la realidad actual.

“Creo que él plantearía en su novela esa visión del mundo moderno en ese plan negro”, detalla y reconoce que los escritores de novela negra no se pueden quitar ese estigma, pero cuando hace una defensas de este tipo de literatura explica que novela actual negra es social, de reflexión y de observación, “en el fondo es galdosiana”, concluye.

La entrada para acudir a este evento en la Casa-Museo Pérez Galdós es gratuita, con aforo limitado y por orden de llegada.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad