Adjudicadas las obras para mejorar las condiciones de exhibición de la Sala Insular de Teatro de Gran Canaria

· Se invertirán 164.578,43 euros en el acondicionamiento acústico de la sala, sistemas de climatización y la ampliación de la instalación eléctrica en baja tensión

· Las obras se llevarán a cabo en verano para no interferir en la nueva programación del recinto de Primero de Mayo

Las Palmas de Gran Canaria, 8 de julio de 2016.- La Sala Insular de Teatro (SIT) afrontará este verano las obras para su acondicionamiento acústico y climatización, que han sido adjudicadas a la empresa Auditel, S.L por un total de 164.578,43 euros.

La climatización requerirá además aumentar la potencia eléctrica del recinto de Primero de Mayo, por lo que la adjudicación incluye también la ampliación de la instalación en baja tensión, ha explicado el consejero de Cultura del Cabildo y presidente de la Fundación de las Artes Escénicas y de la Música de Gran Canaria, Carlos Ruiz.

Estas mejoras, que no pudieron asumirse antes por la urgencia de otros trabajos en el Teatro Cuyás, gestionado por la misma fundación, responden a las demandas tanto del público como de las compañías que exhibían sus montajes en la sala.

Hasta ahora, la SIT disponía de sistemas de ventilación y extracción forzada de aire, pero no de equipos de climatización modernos, lo que ocasionaba ciertas molestias a espectadores y compañías invitadas, sobre todo en las épocas de más calor, cuando a una temperatura ambiental ya de por si elevada se sumaba la que desprendían focos, otros equipos técnicos y el público asistente.

“Lo que se pretende con el nuevo equipamiento es que la sala se convierta en un espacio más agradable, que reúna las condiciones de confort exigibles a un recinto como este, con una programación regular”, añadió el consejero.

En cuanto a las condiciones acústicas, un estudio encargado en 2012 por la Fundación de las Artes Escénicas reveló que este espacio, una antigua capilla que evidentemente no fue diseñada para el fin que tiene actualmente, presentaba un ratio capacidad-espectador altísimo, lo que explica “el alto tiempo de reverberación de la sala, ya que junto con acabados reflejantes de sus superficies no existe absorción sonora suficiente para el adecuado ajuste de dicho parámetro acústico”.

Así, “en el mejor de los casos” la relación volumen-capacidad de la sala se situaba en 24 m3/espectador, cuando el rango óptimo sería de 3,5-5,5 m3/espectador para recintos de uso predominante de la palabra o de 6-8m3/espectador para aquellos de carácter multiuso, una situación a la que también pondrá fin la ejecución de este proyecto.

La firma adjudicataria se ha comprometido a finalizar las obras antes del próximo 30 de septiembre para no interferir en el normal desarrollo de la programación, que se presentará próximamente.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad