Presentado en el Festival de San Sebastián “Cocinar Belleza”

Creada por Toni Segarra y Jorge Martínez, bajo la dirección de Sergio Piera y la producción ejecutiva de Laura Fernández Espeso y Bernat Elías

THE MEDIAPRO STUDIO ha presentado al Festival de San Sebastián el largometraje de no ficción “Cocinar Belleza”, un título que parece especialmente concebido para ver la luz en el marco de la sección Culinary Zinema del certamen donostiarra, una puerta abierta a los trabajos inspirados o directamente dedicados a las creaciones y experiencias gastronómicas lideradas por la cocina de vanguardia.

Esta es la segunda vez que THE MEDIAPRO STUDIO se embarca en una producción sobre el universo culinario concebido como experiencia sensorial tras “El Somni”, documental de 2013 basado en una propuesta de maridaje entre la cocina y las artes, de la mano de los hermanos Roca y del artista Franc Aleu.

En “Cocinar Belleza”, THE MEDIAPRO STUDIO cuenta con la complicidad del chef Quique Dacosta, referente mundial de la gastronomía de vanguardia con tres estrellas Michelin, y con la colaboración de los creativos publicitarios Toni Segarra y Jorge Martínez, responsables del guion, y del también creativo Sergio Piera, director del largometraje, con el objetivo de provocar el debate en torno a una pregunta: ¿Es arte la cocina de autor»

Laura Fernández Espeso, Directora Corporativa y Directora de TV de THE MEDIAPRO STUDIO, destaca: “Cocinar Belleza” es un proyecto muy especial para THE MEDIAPRO STUDIO, un contenido que ofrece una mirada diferente hacia la cocina de vanguardia y abre el debate sobre su valor artístico, que no hubiera sido posible sin Quique Dacosta. Estamos muy satisfechos del resultado y nos complace especialmente iniciar su andadura en el Festival de Cine de San Sebastián”.

Por su parte, el chef Quique Dacosta comenta: “Es interesante que THE MEDIAPRO STUDIO haya apostado por una producción como esta, distinta de otras sobre gastronomía. ‘Cocinar Belleza’ recoge diferentes reflexiones sobre si la cocina puede ser considerada un arte, dejando al  espectador que construya su propia opinión”.

“Cocinar Belleza” opta por un camino que tiene mucho más que ver con la estética que con la cocina en sí y reflexiona sobre qué podemos considerar como “obra artística”. La producción apela a la concepción de la cocina como un lenguaje total, que integra a todos los sentidos, siendo tal vez la única disciplina que pueda hacerlo, al incorporar el gusto a la contemplación de la obra. Así, un menú de Quique Dacosta debería convertirse en una experiencia multisensorial para el comensal y sublimar este concepto a través de otros estímulos que alimenten el espíritu. En el fondo, Dacosta es un autor que busca la belleza por medio del lenguaje que le es más próximo identificándola con el “sabor” o con la “cocina”.

Bajo esta premisa, “Cocinar Belleza” propone un diálogo estético entre Quique Dacosta y destacados representantes del mundo de la cultura, el arte, el teatro, el diseño, la neurociencia o la música, cuyo objetivo no es encontrar una respuesta, sino dejar que emerjan de forma natural todo tipo de opiniones, críticas y contradicciones sobre el concepto de “Belleza” en todas sus formas. En medio de estos testimonios, la propuesta creativa de Dacosta, hasta ahora reconocible desde la óptica del lenguaje gastronómico, emerge con entidad de obra creativa, comparada con las firmadas por estos otros artistas.

Entre ellos, “Cocinar Belleza” cuenta con la participación de las escritoras Rosa Regàs y Luisa Castro; el filósofo Javier Gomá; el director de escena Lluís Pasqual; el diseñador Miguel Adrover; el experto en arte, ex director de la Tate Modern, Vicent Tolodí; los pintores Luis Feitó y Juan Genovés; el pianista Ignasi Cambra; el tenor Juan Diego Flórez; el escritor y matemático Carlos Fabretti; la bailarina Sol Picó; el compositor y productor musical Ricardo Pachón; el fotógrafo Juan Manuel Castro; el torero Luis Francisco Esplá y la Subdirectora de Educación e Interpretación en el Museo Guggenheim de Bilbao, Marta Arzak, hija del cocinero Juan Mari Arzak, la única que mantiene una estrecha relación entre la cocina y el universo del arte.

Con la gastronomía de vanguardia entendida como disciplina artística, “Cocinar Belleza” ofrece una mirada alternativa al universo culinario y un debate sobre dónde empieza el arte, qué podemos considerar como tal y cuál es realmente su misión. Si aceptamos que ésta es crear belleza, en el caso de la cocina de autor, esa belleza no es solo para ser contemplada sino también degustada, lo que nos lleva a plantearnos otra idea que subyace a lo largo del metraje: ¿puede el sabor ser bello»

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies