TEA Tenerife reabre sus puertas con Ese otro mundo, el Siglo XX en las colecciones de TEA

La muestra, comisariada por Gilberto González junto al equipo de TEA, podrá visitarse de martes a domingo de 16:30 a 21:30 horas

TEA Tenerife Espacio de las Artes, centro de arte contemporáneo del Cabildo de Tenerife, reabre sus puertas hoy [viernes 15] con la exposición Ese otro mundo, el Siglo XX en las colecciones de TEA. La consejera del Área de Cultura, Museos, Educación, Juventud y Deporte del Cabildo insular, Concepción Rivero, y el director artístico de TEA Tenerife Espacio de las Artes, Gilberto González, presentaron esta nueva exposición que ofrece un recorrido por algunas de las piezas más significativas de la Colección de TEA.

“Esta muestra, fruto del trabajo colectivo del equipo de profesionales de TEA y bajo la dirección de Gilberto González, inaugura una nueva concepción del espacio dedicado a la colección permanente en el que la ciudadanía podrá encontrarse con la Colección de TEA”, adelantó Concepción Rivero, quien explicó que esta exposición, que es de entrada gratuita, estará abierta de martes a domingo de 16:30 a 21:30 horas, horario que se ha adaptado a las distintas franjas horarias para que toda la población pueda asistir a TEA.

La consejera de Cultura destacó la calidad de esta propuesta expositiva en la que se exhiben en torno a medio centenar de piezas (pinturas, esculturas, fotografías, vídeos y documentación) datadas entre 1907 y 2009. En este sentido explicó que quienes visiten esta muestra se encontrarán “con obras magníficas de artistas de la talla de Óscar Domínguez o Manolo Millares”.

Ese otro mundo, el Siglo XX en las colecciones de TEA reúne obras de Martín Chirino, Esther Ferrer, Andy Warhol, Diane Arbus, Claude Cahun, Robert Frank, Evelyn Hofer, Cristina Iglesias, José Luis Medina Mesa, Lola Massieu, Ulrich Rückriem, María Belén Morales, Dorothea Lange, Gonzalo González, Eduardo Westerdahl, Plácido Fleitas, Margaret Watkins, Josep Guinovart, Hector Hyppolite, Juan Ismael, Nieves Lugo, William Eggleston, André Kertész, René Magritte, Man Ray, Aurelia Muñoz, César Moro, Adrián Alemán, Jorge Oramas, Stipo Pranyko, August Sander, Eusebio Sempere, Miriam Durango, Nan Goldin, Alfred Stieglitz, José Guerrero, Carlos Chevilly, Luis Tomasello, Agrupación PIC, Jeff Wall, Ernesto Valcárcel, José Julio Rodríguez, Francesc Catalá-Roca, Walter Marchetti e Hilla y Bernd Becker.

Rivero, que subrayó que TEA es el primer centro de arte contemporáneo que abre una nueva exposición en España y el segundo centro de arte contemporáneo del país en abrir sus puertas, detalló que este espacio cultural abre con todas las garantías de seguridad conforme a la entrada en vigor de la fase 1 de la desescalada (en la que, entre otras medidas, se limita el aforo a un tercio de su capacidad habitual, se mantendrán las distancias de seguridad de dos metros, con los elementos táctiles para el visitante inhabilitados y sin folletos). Además se han instalado mamparas en el mostrador de la entrada, se han establecido sistemas de organización para la entrada y la salida de la sala y hay dispensadores de hidrogel tanto en la entrada de TEA como de la sala.

Gilberto González indicó que esta nueva sala permanente dedicada a las Colecciones de TEA, que se encuentra ubicada en la segunda planta del centro, permitirá satisfacer una demanda de la ciudadanía por acceder a los fondos muchos de ellos icónicos de las vanguardias históricas así como también de manera especial la obra de los 50, 60 y 70 del pasado siglo. La muestra, que ofrece a través del arte un retrato del Siglo XX, se someterá a cambios de forma periódica invitando a diversos intelectuales a dialogar con otras piezas de la colección sobre la propuesta inicial.

Durante su intervención, el director artístico de TEA explicó que “esta exposición se ha organizado de forma cronológica intentando revelar qué historia del arte emerge de las colecciones y depósitos presentes en TEA Tenerife para intentar entender cuál es el relato que subyace en la institución”. Tres de las obras expuestas (de Óscar Domínguez, de Manolo Millares y de Hilla y Bernd Becker) aparecen destacadas en la sala e instaladas sobre unos paneles ya que estas piezas suponen un cambio en el paradigma del arte del Siglo XX.

Gilberto González destacó que “si comparamos la línea que trazamos en la sala con un manual generalista y con cierta generosidad postcolonial como el de Edward Lucie-Smith, Las artes visuales en el siglo XX (1996), observaremos lagunas. Estas no se deberían tanto a vacíos atribuibles a nombres, sino a que la secuencia de acción y reacción no es reconocible siempre en las colecciones de TEA. Pero esto es así porque cada lugar ha mantenido intereses y conflictos distintos donde los pasos de un movimiento artístico a otro se producen en un modo diverso al que comúnmente establece este tipo de manuales. Por otro lado, al diluir el cuerpo de las distintas colecciones el discurso que podía ser coral, revela ciertas disonancias”.

Por otro lado, anunció que los textos de la muestra estarán disponibles en la web del centro (www.teatenerife.es) y que se podrán descargar en los teléfonos de los visitantes. Adelantó también que el centro prepara también podcast que podrán descargarse a partir de la próxima semana así como un programa que permitirá un recorrido para niños y niñas en breve también disponible. Además de ello, TEA Tenerife seguirá ofreciendo contenidos tanto a través de sus redes sociales (Twitter, Instagram, Facebook y Vimeo) como en su página web www.teatenerife.es.

Gilberto González aclaró que algunas de las piezas que se exhiben en esta muestra -como un fotocollage en el que aparecen Benjamin Péret, Eduardo Westerdahl y su galgo, de Eduardo Westerdahl o un textil de Aurelia Muñoz- se muestran al público por primera vez. Además, se han incluido en esta exposición dos obras ajenas a la colección y al Siglo XX: Un biombo del Siglo XVIII perteneciente a la Orden Dominica de La Laguna y Socius 05 (2009), de Adrián Alemán, piezas que se presentan al inicio y al final de la exposición respectivamente a modo de epílogo y reflexión sobre el sentido de una colección.

Entre las obras expuestas en esta nueva colectiva se encuentran Self-Portrait in Drag (1980), de Andy Warhol; The Kitchen Sink (1919), de Margaret Watkins; Publicitat (1954), de Francesc Catalá-Roca; Boy With a Straw Hat Waiting to March in a Pro-War Parade, N.Y (1967), de Diane Arbus; Object, Mannequin poisson scie (ca.1935), de Claude Cahun; Naturaleza muerta con cactus (1949), de Carlos Chevilly; Composición constructivista (4) (1957-1958), de Martín Chirino; Autorretrato (1933), Los sifones (1938), Aparición sobre el mar (1939) y Cabeza de toro (1941), de Óscar Domínguez; Southern Suite (The Stop Sign) (1981), de William Eggleston; Cabeza de muchacha (1933-1934), de Plácido Fleitas; Tickertade, New York (1951), de Robert Frank; El Viaje (1989), de Gonzalo González; De Este a Oeste (1975), de José Guerrero; Bar, Mercer Street, New York (1963), de Evelyn Hofer; De la serie Ordenación (ca.1949-1959), de José Julio Rodríguez;

Distortion (1930), de André Kertész; Juez 2. Serie La Justicia (1995), de Miriam Durango; y The Steerage (1907), de Alfred Stieglitz.

La Colección de TEA Tenerife Espacio de las Artes está formada por un conjunto de algo más de dos mil obras de arte. Su núcleo fundacional es la Colección Óscar Domínguez, así como la Colección de arte canario contemporáneo, en la que se integran, a modo de contexto nacional e internacional, diversos autores que, desde otras geografías, han participado en los procesos culturales de experimentación y vanguardia de los lenguajes artísticos de los siglos XX y XXI. En los fondos de TEA, integrados en la Colección TEA, se encuentran los depósitos de la Colección Los Bragales, de la Colección COFF de Fotografía y el de la Asociación Canaria de Amigos del Arte Contemporáneo (ACA).

También forman parte de la Colección TEA los fondos del Centro de Fotografía Isla de Tenerife, un núcleo vinculado a las vanguardias de los años 20 y 30 en las islas, un fondo documental y otro eje vinculado a la producción artística de los años 90 del pasado siglo y la creación que nos es coetánea, así como una serie de depósitos particulares que permiten construir algunos puentes entre episodios que aparecían hasta ahora desconectados.

En cumplimiento a orden publicada por el Ejecutivo en el Boletín Oficial del Estado (BOE), de 9 de mayo, para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del estado de alarma en la aplicación de la Fase 1 del plan para la transición hacia una nueva normalidad, TEA abre con un aforo del 30 por ciento de aforo, manteniendo una distancia de seguridad de dos metros y con los elementos táctiles para el visitante inhabilitados, sin audioguías ni folletos. Además, no se permitirán actividades culturales en su interior, únicamente visitas con control para evitar aglomeraciones. El resto de las salas de TEA irán abriendo de manera progresiva y atendiendo a las medidas de seguridad y a los protocolos establecidos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies