Matilde Zambudio: “A partir del uno de enero habrá un antes y un después en la cultura de Santa Cruz”

“Edificios maravillosos de nuestra ciudad que podrían ser un referente turístico han sido tomados como un estorbo”

“Prefiero ser prudente antes de avanzar alguna decisión sobre las casas de Miraflores”

“Una encuesta dice que Santa Cruz es la ciudad más aburrida de España”

“En estos momentos ninguna de las seis salas de exposiciones con las que contamos está acondicionadas para acoger una gran muestra”

“Espero que cuando acabe el mandato los concejales se peleen por asumir Cultura”

Noé Ramón

Pese al escaso tiempo que ha transcurrido desde que asumió las competencias en Cultura y Patrimonio, con el mes de agosto incluido, la concejal Matilde Zambudio parece tener clara la lista de prioridades y objetivos y que básicamente pasa por impulsar unas actividades culturales que, bajo su punto de vista, históricamente han sido inexistentes en Santa Cruz. Y con el doble mérito de que el panorama con el que se ha encontrado parece ser especialmente desolador. Unas concejalías sin personal, infraestructuras ni presupuestos.

                -¿Cómo se ha encontrado la Concejalía de Cultura? ¿Era lo que se esperaba?

                -Sabía que la iba a encontrar mal. Lo que nunca pensé es que la fuera a encontrar tan mal. No contamos con personal y prácticamente no hay ni infraestructura, ni actividad. Lo mínimo para que funcione el Teatro y poco más. Esto ha venido ocurriendo desde hace años y lo que parece claro es que nunca ha habido ninguna intención por parte de los equipos anteriores de mejorar la Concejalía. Como cualquier ciudadano yo percibía que algo estaba pasando en Cultura, por         que es algo público y notorio, pero no esperaba encontrarme que un área tan importante para los chicharreros y chicharreras no se le haya dado ningún valor.

                -¿Y qué planes inmediatos van a emprender para solucionar lo que parece ser un auténtico desaguisado?

                -Pues nuestra intención de aquí a final de año es dotar de personal e infraestructura. Hasta ahora no tenía ni coordinadora. Al final conseguimos nombrarla en dos semanas después de que el anterior concejal lo estuviera pidiendo a lo largo de cuatro años. Hemos dado los pasos para nombrar un gerente con lo cual esperamos que a mitad de octubre podamos dotar la plaza. En estos días se ha incorporado la coordinadora y lo primero que vamos a hacer es analizar la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y dotar las plazas que estén pendientes.

                -¿Cuál es su objetivo, entonces a corto plazo?

                -A partir del próximo uno de enero la Cultura en Santa Cruz va a tener un antes y un después, clarísimo. La Cultura hay que entenderla como una industria. He pedido la programación de lo que se ha hecho durante los últimos años y la he comparado con la de otras ciudades con un similar número de habitantes. La conclusión es que en 2017 se trajeron 22 obras de teatro. Puedo decir que de aquí a final de año ya tenemos más programación que a lo largo de todo 2017. Creo que con estos datos queda claro como está la situación cultural de nuestra ciudad.

                -Supongo que al final todo depende del presupuesto con el que pueda contar y que esa será la batalla en la que estará metida ahora mismo…

                -Antes de la crisis en 2010, el presupuesto prácticamente era el doble que ahora. La justificación que se dio en aquel entonces para ese decrecimiento era que había otras cuestiones más importantes que se debían atender. Pero lo cierto es que la recesión ya pasó y nunca se llegó a volver a la situación anterior. El crecimiento ha sido muy pequeño. Mientras que hasta 2010, Cultura y Patrimonio Histórico contaban con 9 millones, ahora no llegamos a cuatro. Por eso estamos poniendo blanco sobre negro porque no había ni contabilidad ni Gerencia tenemos que hacer un ejercicio importante para ver en qué fase de ejecución se encuentran las cuentas.

                -¿Aspira a volver a contar con el dinero de antes de la crisis?

                -Aspiro a que la ciudad cuente con la actividad cultural que se merece. Vamos a hacer lo posible para contar con el dinero suficiente que nos lo permita. Tenemos que pelear para que sea así.

                -Usted también lleva Patrimonio Histórico. ¿Cómo ha encontrado esta Concejalía? En el caso de Santa Cruz sí que se puede decir que ha sido prácticamente inexistente.

                -Pues efectivamente, sólo hace falta dar una vuelta por el centro de Santa Cruz para ver como edificios que son maravillosos y que podrían ser referentes y atractivo turísticos han sido tomados como un estorbo porque no le dan ningún tipo de atención. Parece que estaban esperando a que se cayeran para comenzar a tomar una determinación…

                -Supongo que tendrá que colaborar muy estrechamente con la Gerencia de Urbanismo para intentar atajar el abandono de los cascos históricos de la ciudad.

                -Con Urbanismo y con el Cabildo porque las calificaciones de BIC obligan a que las intervenciones se hagan con el Cabildo. Vamos a tener una reunión con ellos para empezar a tomar decisiones concretas.

                -Uno de los asuntos candentes es el barrio de Miraflores y la conservación de algunos de sus edificios más destacados.

                -Estamos pendientes de reunirnos con Cabildo porque la calificación nos obliga a ello.

                -¿Pero ha tomado alguna decisión al respecto?

                -Prefiero ser prudente y antes de avanzar o tener una opinión quiero hablar con los técnicos y el Cabildo.

                -En cuestión de Patrimonio Histórico hay dos modelos de gestión. Uno es que las instituciones empleen sus fondos en rehabilitación y otro es dar facilidades para que los propios habitantes sean quienes mantengan estos entornos en condiciones. ¿De qué modelo es usted favorable?

                -Tenemos que hacer un esfuerzo desde las instituciones para ir de la mano con los propietarios y salga adelante. Eso está clarísimo porque va a redundar en beneficios de todos. Un casco histórico cuidado se convierte en un auténtico referente turístico. El otro día leía el dato de que Santa Cruz está considerada la ciudad más aburrida de España. Al parecer, lo han determinado a través de las encuestas de turismo, de los ciudadanos.

                -Sin embargo hay recursos de sobra para que no sea así…

                -Por supuesto, tenemos unos recursos fantásticos y vamos a hacer lo posible para sacarle partido. Aquí se ha dado importancia a determinadas cuestiones pero ni el ocio ni la cultura se han tenido en cuenta jamás. Y otro tanto ha ocurrido con Patrimonio Histórico.

                -Una ventaja con la que cuenta usted y su partido es que no tiene vínculos con los anteriores responsables del Ayuntamiento. Por suerte puede partir de cero y hablar sin pelos en la lengua…

                -La historia nos demuestra que aunque aquí se haya gobernado mediante pactos, los otros partidos siempre se acabaron mimetizando con CC.

-Desde La Laguna ya se ha dicho que quieren ser la capital cultural de Canarias. ¿Esta afirmación la toman ustedes como una amenaza o están dispuestos a trabajar junto con ellos para que sea el área metropolitana la que encabece este logro?

                -En nuestro programa reflejamos que es necesario sentarse y analizar la unión del área metropolitana. Desde el punto de vista urbanístico es absurdo que estés en un lado de una calle y tengas unos requisitos y si estás en el otro sean diferentes. Hay que unificar criterios. No se debe descartar la unión siempre que haya un consenso. Es cuestión de voluntad política y de buscar lo mejor para los ciudadanos.

                -Y supongo que otro tanto ocurriría con las cuestiones culturales…

                -Por supuesto que sí. No tenemos por qué competir es más ventajoso ir de la mano, hacer una buena gestión y que los ciudadanos sean los que al final salgan beneficiados. Eso es lo importante.

                -Uno de los signos culturales distintivos de Santa Cruz han sido las esculturas en la calle, lo que a su vez ha generado muchos problemas. Por ejemplo, el recientemente fallecido escultor, Martín Chirino estaba en contra de que las piezas se exhibieran al aire libre y decía que no era su entorno natural y el más apropiado. ¿Cuál es su opinión? Creo que ya ha avanzado alguna idea como por ejemplo poner un código QR para conocer el valor de cada escultura.

                -Exactamente, es una muestra más de la falta de interés y de cuidado que se le ha prestado al patrimonio. Somos una de las ciudades con más esculturas en la calle y de un valor incalculable. Tenemos verdaderas maravillas y creo que ni por parte de la institución se ha hecho gestiones para conservarlas y transmitir su valor a los ciudadanos y además, tampoco se ha aprovechado su valor a nivel turístico. No se les ha dado el valor que debía. Muchísimos jóvenes no conocen su importancia.

Por eso una de las primeras gestiones fue sacar un concurso para mantenimiento y limpieza, haremos un informe sobre su estado, aunque ya sabemos que todas han sufrido actos vandálicos y algunas no tiene una placa identificativa. Vamos a poner un código para que tanto los santacruceros como los turistas conozcan ese patrimonio y eso tiene que ir íntimamente vinculado con dar a conocer a su valor. Creo que gran parte de los actos vandálicos tienen su origen en que se desconoce su auténtico valor.

                -En su momento se puso en marcha una política de mecenazgo de manera que cada empresa importante se encargaba de una escultura en concreto a cambio de que su nombre apareciera en una placa. ¿Van a seguir esta política?

                -No me consta pero la verdad es que lo desconozco. Ese tipo de colaboraciones siempre se han hecho pero la final aquí no se mantenía ni la placa.

                -Cuando acabe el mandato ¿qué es lo que le gustaría que se hubiese llevado a cabo?

                -Estaría orgullosa de tener todos los fines de semana nuestro Teatro Guimerá lleno, de que las esculturas sean un referente para visitantes y vecinos. Me gustaría que podamos organizar exposiciones importantes, lo que ahora mismo es imposible porque no contamos ni con una sola de las seis salas en condiciones. En estos momentos no nos podemos plantear traer a ningún autor importante.

                -…¿Y en cuanto a Patrimonio Histórico?

                -Hay muchísimas cosas pendientes por hacer. Entre ellas acabar la rehabilitación del Templo Masónico, y de los edificios del Ireneo y el Viera y Clavijo que son las tres obras en la palestra y con las que debemos comenzar ya a tener resultados. No dudo que son objetivos ambiciosos. Por supuesto también queremos llevar la cultura a los barrios y que no se quede encerrada en el centro de Santa Cruz. Espero que cuando acabe el mandato otros concejales se peleen por asumir Cultura, al igual que ahora lo hacen con otras competencias.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies