La Primera de Chaikovski encabeza Ensueño de invierno, en la temporada de Sinfónica de Tenerife

El director húngaro Gergely Madaras y el polifacético solista suizo Sébastian Jacot se estrenan con la formación insular 

La Primera de Chaikovski encabeza Ensueño de invierno, la cuarta propuesta de Sinfónica de Tenerife para la temporada 2019-2020 que tendrá lugar el próximo viernes [día 29], a partir de las 19:30 horas, en el Auditorio de Tenerife, y contará con la batuta de Gergely Madaras que se estrena en la dirección de la formación musical del Cabildo.

Para este nuevo concierto, la Sinfónica de Tenerife se reviste de un halo postromántico con guiños hacia el clasicismo y los nacionalismos europeos, para interpretar, además de la Sinfonía nº1 de Chaikovski, La novia vendida de Bedrich Smetana y el Concierto para flauta en Re Mayor op.283 de Carl Reinecke.

La novia vendida de Bedrich Smetana se trata de una partitura precursora de la exploración del carácter checo que marcaría la senda de otros autores como Antonín Dvórak. La segunda ópera de Smetana es una pieza cómica sobre un trío amoroso en la zona rural checa, sus acordes iniciales derivan en una melodía trepidante que va pasando por diferentes voces de la orquesta pudiendo evocar ligeramente a Las bodas de Fígaro de Mozart. Con esta música, el autor plasma el jolgorio de un día de fiesta en un pueblo, con sus chácharas y bullicio. Aunque esta obra fue recibida con frialdad, debido a la amenaza de la invasión prusiana y porque los asistentes a la ópera no terminaban de verse reflejados en esos personajes del entorno rural, poco a poco se convirtió en una de las piezas fundamentales de la música checa.

El Concierto para flauta en Re Mayor op.283 de Carl Reinecke se podrá escuchar por primera vez en Tenerife. Escrito en 1908, esta pieza recuerda a un aire romántico pese a que cronológicamente coincide con los primeros pasos de las vanguardias, conteniendo una mezcla de propuestas y lenguajes. Un brevísimo coral crea la atmósfera que va a marcar el movimiento y, tras una falsa entrada de la flauta, son las violas y los clarinetes los encargados de presentar el tema principal. El creciente carácter rítmico va convirtiendo la sencilla melodía inicial en un enérgico final que desemboca en un último movimiento en el que se puede apreciar la influencia de Félix Mendelssohn.

La Primera Sinfonía en sol menor Op. 13, de Piotr Ilich Chaikovski, también conocida como Sueños de invierno, fue el primer proyecto que emprendió el maestro ruso al obtener la cátedra de armonía en el Conservatorio de Moscú en 1866. El autor aborda en esta partitura su admiración hacia las formas canónicas europeas de composición, fundamentalmente alemanas, y el interés por el folklore de su patria.

Inspirado en un viaje nocturno por Rusia y su mundo onírico, los paisajes vastos, la nieve y las estrellas son las imágenes que enmarcan el primer movimiento. Su composición tiene una estructura circular, por lo que al final, se irán escuchando los elementos de la introducción. Esta pieza concluye con un luminoso tutti triunfal, basado aires musicales populares. Chaikovski quería mostrar a su maestro su dominio técnico; de ahí el final, exagerado y enérgico, que supone un gesto irónico sobre la dificultad de cerrar cualquier proceso creativo y más cuando están en juego las expectativas depositadas sobre un joven compositor.

Gergely Madaras es en la actualidad el director musical de la Orchestre Philharmonique Royal de Liège y director titular de la Savaria Symphony Orchestra. Su trabajo le ha llevado a ejercer como director invitado en prestigiosas formaciones como la BBC Symphony, BBC Philharmonic, Hallé, Philharmonia, Filarmonica della Scala, Maggio Musicale Fiorentino, Orchestra Sinfonica Nazionale della RAI, Orchestre Philharmonique de Radio France, Filarmónicas de Copenhague y Oslo, Deutsches Symphonie-Orchester Berlin, Scottish Chamber Orchestra, entre otras.

Su trabajo también está consolidado en el repertorio operístico y ha dirigido en la English National Opera, Dutch National Opera, Hungarian State Opera y Grand Théâtre de Genève. Gergely mantiene una estrecha relación con la música nueva, en este sentido, ha abordado más de un centenar deobras compuestas después de 1970, colaborando estrechamente con los compositores Pierre Boulez, George Benjamin, György Kurtág y Péter Eötvös.

El polifacético artista suizo Sébastian Jacot es uno de los flautistas más brillantes de su generación. Se estrena en la isla el que ha sido apodado como ‘estrella de rock de la flauta’ cuando fue nombrado Flauta Solista de la Leipzig Gewandhaus Orchestra. Su destacado trabajo le llevó a la Orquesta Filarmónica de Hong Kong con 18 años. Sébastian ha obtenido los primeros premios en los concursos internacionales más destacados como el Kobe International Flute Competition (2013), el Carl Nielsen International Flute Competition (2014) o el Munich ARD Music Competition (2015).  

Sus compromisos como solista lo han llevado por toda Europa y Japón, actuando en las principales salas de conciertos. Sus habilidades le han consolidado también como destacado saxofonista y campeón de patinaje sobre hielo. Actualmente, está participando como bailarín, acróbata y músico en el proyecto 1001 Lives de la coreógrafa Juliette Rahon, además de preparar un espectáculo circense y musical con sus cinco hermanos.Las entradas para este concierto de abono, pueden adquirirse en la taquilla, de 10:00 a 19:30 horas de forma ininterrumpida de lunes a sábado; por teléfono en el 902 317 327; o por internet en www.sinfonicadetenerife.es y www.auditoriodetenerife.com.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies