Gigineishvili y Mollica interpretan al embaucador Dulcamara en la ópera L’elisir d’amore

Los cantantes valoran su presencia en la presente edición de Opera (e)Studio

Las voces de los bajos italiano Matteo Andrea Mollica y georgiano Givi Gigineishvili subirán a escena el rol del doctor Dulcamara en la ópera L’elisir d’amore, que será representada esta semana -de jueves a domingo- en el Auditorio de Tenerife. Dulcamara es el embaucador que vende una poción de amor a Nemorino para conseguir el amor de Adina, cuando en realidad tal poción es simplemente vino. Mollica y Gigineishvili, integrantes de Opera (e)Studio, participan en esta coproducción de Ópera de Tenerife, el Teatro Comunale di Bologna y el Tbilisi Opera and Ballet State Theatre, que este año cuenta con financiación del programa Europa Creativa de la Comisión Europea.

El georgiano comienza su carrera de canto a los 15 años en los centros educativos de música de Batumi, su ciudad natal, y posteriormente en el Youth Music Theatre y en el Conservatorio Estatal de Tbilisi V. Sarajishvili, siendo actualmente artista residente en el Tbilisi Opera and Ballet State Theatre, escenario en el que ya participó hace dos años en L’elisir d’amore. “Me encanta este título, pero sobre todo es muy interesante trabajar el personaje de Dulcamara”.

Mollica, que interpretará a Dulcamara en las funciones del viernes y domingo, comenzó sus estudios de canto en la Università di Torino y en el Conservatorio Giuseppe Verdi de la misma ciudad. Es su primera vez en la isla, pero sí tiene referencias de las producciones de Ópera de Tenerife y de su academia de alta especialización para artistas, Opera (e)Studio, por medio de sus profesores y colegas de profesión. “Pienso que es una gran oportunidad para los jóvenes artistas”, afirma el italiano ante su participación en la séptima edición de Opera (e)Studio y resalta, sobre todo, el programa formativo de “muy alto nivel” dividido en un mes de formación general y, por otro lado, un mes de trabajo de producción real.

Respecto al rol de Dulcamara, el italiano lo representa por primera vez, siendo su máxima preocupación que el personaje “caiga en lo ridículo”, mientras que el georgiano explica que su rol en las funciones del jueves y sábado “requiere de mucha energía: habla mucho, el texto es muy difícil y rápido”. Resalta que el cantante “necesita una buena preparación para interpretar este papel. Por lo tanto, también necesita un buen juego en el escenario y una gran energía para mostrar todos los detalles”.

En cuanto a proyectos futuros ambos cantantes están centrados ahora mismo en aprovechar al máximo toda su experiencia en Opera (e)Studio y en L’elisir d’amore, pero quieren seguir evolucionando en otros personajes. Givi Gigineishvili reconoce que “cada personaje es interesante para mí… pero me gustaría llevar a escena el rol de Felipe II en la ópera Don Carlo de Verdi”. Matteo Andrea Mollica es más contundente en su respuesta: “Mi papel favorito, de mi título favorito, de mi compositor favorito: Ezio en Attila de Verdi”.

L’elisir d’amore constituye el comienzo de la temporada 2019-2020 con la dirección musical de Antonio Méndez, director principal de la Orquesta Sinfónica de Tenerife. Esta nueva producción de Ópera de Tenerife, que se realiza junto al Teatro Comunale di Bologna y el Tbilisi Opera and Ballet State Theatre, está auspiciada por la Comisión Europea dentro del programa Europa Creativa y supone el debut en Europa del director de escena Pablo Maritano, quien nos traslada a la edad dorada del celuloide de Hollywood. Todo ello aderezado con la escenografía de Serena Rocco, el vestuario de Lorena Marin y el diseño de luces de Virginio Levrio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies